Técnica LST: trenzado de bajo stress para mejorar la cosecha y la controlar altura de tu planta

Si querés cultivar plantas de cannabis llenas de vigor, controlar su altura y aumentar el rendimiento de tus cosechas, esta técnica es para vos. El Low Stress Training (LST) o Trenzado de Bajo Stress es un método que va muy bien con la marihuana para aprovechar al máximo el espacio y la luz disponible.

Técnica Low Stress Training (LST) o Trenzado de Bajo Stress

En su forma más simple, el LST conlleva doblar hacía abajo y atar con mucho cuidado los tallos y ramas de la planta de cannabis. Esto tiene dos objetivos. El primero es evitar que se desarrolle un gran tallo principal donde se formará un gran cogollo. Esta cola va acompañada por otras ramas laterales más pequeñas con cogollos de menor tamaño. Esa es la tendencia natural del cultivo y esta técnica rompe con este tipo de crecimiento conocido como dominancia apical.

El segundo objetivo está vinculado a la distribución de la luz. Al doblar y sujetar el tallo y las ramas, todas las plantas quedarán expuestas a una mayor cantidad de luz. Esto colaborará en la producción de una mayor cantidad de cogollos.

¿Cómo y qué necesito para aplicar la técnica LST?

Técnica LST con Poda Apical

Aunque este método no implica realizar podas (técnica de alto stress), suele combinarse con otros procedimientos más duros como puede ser el topping o poda apical. En general las plantas cultivadas con el trenzado de bajo stress responden muy favorablemente con cosechas sanas y abundantes.

Necesitaremos bridas o alambres revestidos de goma para atar los tallos y ramas a la maceta. Probablemente debamos hacer pequeños orificios en el borde del recipiente. Otra opción puede ser sujetar las ramas a cañas de bambú o estacas de madera que tengan una longitud de 30cm aproximadamente.

La fragilidad del cultivo nos obliga a estar preparados, cuando decidamos iniciar el proceso de atado y al doblar las ramas puede producirse accidentes. Para poder solucionarlos en el momento es importante tener a mano un poco de cinta adhesiva para remendar cualquier rama quebrada.

¿Dónde y cuándo aplicamos el trenzado de bajo stress?

Podemos señalar que se trata de una técnica inclusiva, apta para cultivos interior y exterior, tanto para fotoperiódicas como para autoflorecientes. Es conveniente iniciar con la técnica lo antes posible. El único momento en que el LST pude ser un problema es en la etapa de floración. A esa altura los tallos pueden estar muy rígidos para doblarse y el riesgo de roturas aumenta demasiado, lo que pone en riesgo los cogollos que la rama en cuestión esté produciendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *